2.9.09

Otoño


Ya está aquí, NOOOOO!!! El fin de semana iba caminando por la calle dándole patadas ya a las hojas de color matutano. Es el fin!
Por lo menos también el dilema de los rodapiés llegó a su fin. Aunque por un lado, me dio un poco de pena dejar de dormir en el salón para volver a mi habitación. Me había montado un camastro histórico, juntando mis dos camas con el sofá. Había noches en las que no me podía volver a dormir si me despertaba, de lo desorientado que estaba en tal lecho XL.
Al final, entre la votación y los comentarios, me decidí por la solución rodapedal que podéis ver en la foto. Muchas gracias por su participación. Yo creo que está bien así, aunque más orgulloso estoy del trabajo de chapucería que tuve que hacer para que el rodapié cubriese el hueco entre la pared y el parquet. Ahora solo quedan unos detalles en el vestidor y mi habitación estará lista. Una buena estimación es 2012.
Y como todos los años, este también hubo lluvia de estrellas y cumpleaños en Agosto. Este año era un número redondo y coincidía con otro número redondo de años que llevo en Finlandia, así que decidí montarla un poco más grande en la sauna de Rajaportti, con la ayuda de Claudia y Jesse. Me asusté un poco al verme en el espejo de la evolución en el que se convirtió la invitación a la fiesta. Qué hay después? En cualquier caso, nos reunimos unos cuantos en la sauna y me hizo mucha ilusión que viniese gente que hacía mucho que no veía. De esta guisa me dejaron con los regalos, cada uno de ellos una pequeña sorpresa. Entre los más curiosos, unas películas soviéticas, una promesa de regalo en 2 semanas y una peli marrana de 4 horas de chicas de Helsinki, en VHS. Alguien sabe en dónde conseguir un VHS a estas alturas? Y el más tierno, la tarjeta de felicitación que me hizo la niña pequeña de Jarkko. En la sauna estuvimos hasta que se quejaron los vecinos. Luego intentamos ir al Inferno, pero resulta que a Pedro le extienden el destierro del Doris a más bares y acabamos unos en el Saha, otros en el Doris, los más en el Klubi. Allí también estaba el artista de los olores, pero esta vez no venía a embriagarse de mi, sino a regalarme un libro de poesías que ha escrito éĺ. Al final, todos tostados a casa. Unos tuvieron que irse antes certificados en taxi porque no veían ya por donde iban, otros llegamos a casa a las 10 de la mañana, pero la mayoría felices. En la sauna sableé las existencias de ibéricos (se lo comieron todo, los muy zampones), pero aún quedaba la última reserva para el desayuno de los campeones, incluída alguna cerveza. Con la barriga llena y un par de horas de sueño más, Anna y yo descubrimos el efecto del paso de la edad en el hombre: la caída del pelo. Y que en vez de mujeres bonitas, te rondan los murciélagos. Como le estoy cogiendo el gusto a esto de las encuestas, aquí a la derecha va otra. Quién parte más la pana, el greñas o el calvo? Si sale el greñas, aún me puedo volver a pegar el pelo que se me ha caído, que lo tengo aquí guardado.
Feliz septiembre a todos, ojalá algunos aún puedan pasar parte de mes en vacaciones.

9 comments:

Gon said...

Ha vuelto el skinhead!!! Creo recordar que yo te conocí tras un rapado también :)

Tobias said...

Creo que cuando nos conocimos no lo había llevado largo antes. Me lo empecé a dejar aquí en Suomi, pero tú llegaste aquí bastante al principio, no?

Juan de Oyarzun said...

Eximio Tobías:

Muy hermosa tu encuesta pero lamento decirte que la expresión "guay del Paraguay" ha quedado relegada al más oprobioso de los olvidos. Es como si ahora me dirijo a un señor en la calle llamándolo "vuesa merced". Pero no pasa nada, no llores: es lógico que el asesino paso de los años te haga evocar la jerga de tu juventud. Dicen los lingüistas que el lenguaje que empleamos hasta los 20 es el que luego añoraremos y considerarémos correcto, desdeñando cualquier creación posterior como infecta. Por cierto: fue nuestra excelsa ministra de Igual-Da quien dijo que "guay" es anglicismo. Seguro que aún lo cree.

Yo he votado por alopécico misérrimo ya que te hace más duro y más chungo de la muerte. Podrías llamarte Dimitri y ser un implacable degollador de la mafia rusa. De estos que sajan la yugular sin piedad, pero luego dejan una rosa y un poema de Neruda sobre la cama.

Ay, los VHS. Aún recuerdo las expediciones a casa del único colega que cometió la osadia de comprarse un VHS allá por 1982. Cómo gozábamos viendo todas las de Chuck Norris, Rambo, Pajares, Esteso y Clint Eastwood. Sí, lo admito: no veíamos ni una de cine independiente tagalo. Éramos así de vulgares.

POr el Estado Español todo bien. Sube el paro y suben los impuestos. Sube la demanda de sexo en las calles de Barcelona y Cayo Lara, de Izquierda Hundida, fue a la Zarzuela a decirle al Rey cómo van a organizar la Tercera República. El Rey lo escuchó muy atento. Como ves, no nos aburrimos.

Cuídate canalla.
JP

Tobias said...

Esto es como las modas, JP, cíclico. Dentro de poco nos volveremos a mondar de risa, y si no, tiempo. Y mientras pasa el tiempo, cómo se dice hoy en día?
Ya ha crecido un poquito el pelo, pero de cualquier manera, puedo poner cara de malote. Solo con pensar en el estado de la nación. Aunque buen pasatiempo es mirar las noticias y ver por qué se pelean esta vez.
Un saludo a los videoclubs de VHS!
T

Edu said...

Ja, ja, ja, ja.....
Parece que te han "tomado" el pelo... jajajaja.

Sí pasan los años: mucha papada y poca cocorota, ajjajaajjajajaja

Tobias said...

Je, pues si vieses la panza y la factura del viagra...

Anonymous said...

Eres mejor que el Kojak, y ese si que si....
Ig

Anonymous said...

Anna, quién es Anna?

Tobias said...

Yo quiero un Kojak! De cocacola, qué ricos.
Anna es con quien fui a Siberia. Vino para mi cumlpe de Helsinki y se quedaba en mi casa. Al llegar yo por la mañana, me rapó el pelo.
T