3.7.07

Juhannus? Qué Juhannus?

Juhannus es el fin de semana que sigue al solsticio de verano y el nombre viene de San Juan. Juhannus es una de las fiestas más importantes para los finlandeses. Se van a sus cabañas y se pasan el fin de semana largo bebiendo con amigos y familia alrededor de la hoguera de San Juan, se bañan en el lago y se relajan en la sauna. Todos los años hay apuestas de cuántos se ahogarán borrachos intentando la machada de cruzarse algún laguito con la sangre diluida en alcohol. Este año por suerte no han sido demasiados (menos de 10, creo). Nosotros tuvimos un Juhannus tranquilo. Fuimos el jueves a la cabaña de la compañía del Mono a unos 40 kms. de Tampere. Fuimos los que podéis ver en el vídeo de Mako Rodríguez de la Fuente acerca de los aborígenes de los lagos. El pobre Flavio estaba todo decepcionado porque le habían prometido 25 finlandesas, jajaja. Pero aprende rápido y pronto pasará de ser un simple Mini-Me del Mako a ser una máquina devastadora, como lo fue el Ruso en su día. Fue tan sano el jueves y viernes, con su sauna, su barbacoa de filetes de atún, su solecito, que remando en el lago tronché un remo de la barca. Menos mal que entre Flavio y yo aunamos las técnicas de gondolero y kayakero para poder volver a casa. Y eso que casi volcamos la barca cuando una abejita hizo enloquecer de pánico a uno de los pasajeros (adivináis a quién?)

Video thumbnail. Click to play
Aungh!
El resto del fin de semana lo pasamos bastante tranquilos. Los bares estaban cerrados en su mayoría y solo salimos a dar una vuelta al Vastavirta. Esta vez se apuntaron también la novia del Polla, Ingo y el Ruso. La novia del Po estaba desesperada por hacer algo, ya que estaba sola en casa en Juhannus. Desde más de un mes antes de Juhannus todos tus amigos te preguntan: Y tú qué vas a hacer en Juhannus? Todo el mundo tiene la presión de hacer algo, casi como en Nochevieja en España. Lo mejor fue que Ingo se empeñó en que no le molaba el Vastavirta y se enfurruñó tanto que acabó yéndose a su casa. Nos hizo creer que se iba semiofendido y caminando hasta su casa, pero a la vuelta de la esquina tomó un taxi. Finalmente, el domingo fue de natación, fútbol y cerveza en el centro, bajando y volviendo en bici. Desde ese domingo (9 días) no he podido nadar en el lago, porque han bajado las temperaturas y el agua está bien para tirarse un ratito, pero no me atrevo a nadar a la otra orilla.
Iba a contar un poco del fin de semana pasado, pero tengo que irme ya al trabajo y además estoy cansado. No hay manera de acostarse antes de la una con tantas cosas interesantes que hacer y si luego amanece soleado estoy desde las 7 de la mañana pensando que me tengo que levantar para aprovechar el sol y dándole vueltas a la cabeza.
Feliz semana y buenas vacaciones para los que las tomen en Julio!
T

2 comments:

Bruno said...

te tiraron cacahuetes?

Tobias said...

Si solo fuesen cacahuetes... Piedras, erizos, sandías, de todo me tiraron.
Cuéntame algo de tí, Bruno, que hace mucho que no se nada.
Un abrazo!
T