9.8.07

Ni tregua ni cuartel

Estoy sentado en pelotas delante de mi ordenador, hace un calor infernal en mi casa. Llevo varias semanas en las que no hay un minuto de descanso, y como no puedo contar(me) todo, voy a poner fotos a mansalva, para así ponerme al día. Las fotos se abren y crecen al pincharse.
Poco después de la última entrada del blog, viene la Golfa y nos sorprende. FELICIDADES!


Ahora ya estoy en la oficina. Y ya no estoy en pelotas.
El domingo 22.7 vino a Finlandia Susana, la prima del Mono. La mayoría de las fotos aquí son de ella, muchas gracias.
Fuimos de excursión a la cabaña de la compañía del Mo.
Al día siguiente cenamos lentejas en mi casa. Aún me sobran. Se podrán comer lentejas de 2 semanas?
Como el viernes nos ibamos a Rusia, pasamos la tarde del jueves en Helsinki y cenamos con Tiina y el Cejas, que nos llevaron a ver el monumento a Sibelius.
Madrugamos el viernes para encontrarnos con Kati y Markku en el tren a San Petersburgo, antigua capital de los zares rusos. Allí ya estaban esperando el Po, el Mo, Madero y su novia Silvia. En Rusia pasó de todo, como siempre. Disfrutamos de la compañía de Mikko y Frío y de algunos amigos más.

El lunes después de Rusia quisimos ir a la sauna de Kauppi, pero como estaba de obras, fuimos a la de Rajaportti. Yo ya empezaba a sentir los efectos de la gripe rusa. Cenamos todos juntos para despedir a Susana.
Martes y miércoles agonicé en casa con fiebre, pero el jueves ya me atreví a ir a Kung Fu. El viernes volé a Alemania, para ir a la boda de Isabell y Carlitos en Hamelín, la ciudad del famoso flautista. De camino hacia Hamelín di una vuelta con Matthias.
En Hamelín disfruté de la compañía de los invitados y de los novios. El sábado casé a Carlitos e Isabell (me tocó traducir la ceremonia al español) y después fuimos al banquete. El festejo fue más alemán que español, pero estuvo bonito y la comida deliciosa. Juan Pablo fue quien más se esmeró en darle un toque español, pero por culpa del cansancio acumulado por el retraso de su vuelo acabó perdido en unas escaleras. El domingo fuimos a desayunar los amigos de la pareja y a tomarnos una cerveza en un barco. 2 Weizen de medio litro y 6 claras = 10€. Alemania rulez. Lástima que no tenga fotos, a ver si algún amigo de Carlitos o Isabell me manda alguna y la cuelgo. Domingo por la tarde emprendí la vuelta, con parada y cena deliciosa en casa de Matthias y su esposa Henni. La noche la pasé llegando al aeropuerto de Bremen, ya que el vuelo salía a las 6, no había buenas conexiones y el aeropuerto cierra de 23 a 3. Caminé desde el centro de Bremen al aeropuerto y maldormí 2 horas en un banco.
El lunes de nuevo a la cabaña del tío Mac, con sus amigos Corocota e Imanol y su novia. Martes cena en el centro y salida al Doris con el Corocota, mano a mano hasta las 4. Ayer tuve partido de futbol de acabados. Me había perdido 2 partidos por la fiebre, pero mi presencia no ayudó a cambiar la racha de goleadas que llevamos sufriendo. Atención a la gente cañera de mi equipo, el de la rodillera roja, jugando en CALZONCILLOS!
Después del partido había quedado con Claudia y Jesse en la sauna de Rajaportti. También iba a venir la amiga de la novia del mono, pero me dio matarile, así que en vez de ir directo a la sauna, fui haciendo tiempo por la playa de Pynnikki. Allí aterrizaron 4 paracaidistas de la asociación de paracaidistas de Tampere y los socios me tentaron para apuntarme a un curso. Tendré valor para hacerlo?
Cuando ya salía de la sauna, sobre las 23:30, satisfecho, relajado y feliz por ir ya a casa a cenar y descansar, me llamó Jarkko. 'Estoy en el centro, vamos a tomarnos algo!' Otra vez hasta las 2 y pico en el centro y entre la vuelta en bici, probando nuevos caminos y la cena tardía, a dormir a las 4.
Hoy tengo Kung Fu y en Tampere es la 'Noche de los Acontecimientos' y Germán quiere bajar, 'a dar una vuelta.'
Por favor, sáquenme de aquí!
Besos,
T

P.D: Si realmente quereis leer algo con fundamento, coherente, interesante, de inquietudes personales, pasaos por el blog de Hilkka (en inglés).
P.D2: Siento no haber contestado a los últimos comentarios. Comprendereis por qué...

2 comments:

Juan Pablo said...

Diantres, Tobías. Tú sí que sabes pegarte unas buenas vacaciones. en mi caso, si no hubiera sido por la boda no habría ido más allá de Coslada. Pero bueno siempre ha habido clases. Creo que has pasado con demasiado disimulo por el momento en que usaste como jergón ese banco de Bremen. Esa andanza tuya de madrugada sabiendo que ibas a ser un vagabundo al menos dos horas tuvo que ser de aupa. Te imploro que te explayes.

Se te ha olvidado mencionar que fui injuriado y vilipendiado por una hereje. Pero no contesté como buen caballero español que soy. Añoro los tiempos de los tercios: habríamos arrasado a sangre y fuego ese nido de luteranos.

¿Y lo cómoda que era esa maldita escalera? Dormí como un bendito (católico, por supuesto)
JP

Tobias said...

Jajaja, JP. No se si te habrás fijado, pero en las ciudades alemanas los bancos brillan por su ausencia. El pateo al aeropuerto fue calculado de tal manera que llegase sobre las 3, justo cuando abría. Ya dentro fue cuando me eché sobre el banco.
La descripción del fin de semana también fue superficial y por eso no entré en muchos detalles. Creo que si hubieses respondido a la afrenta hereje hubiéramos asistido a un bonito duelo de titanes, de incierto ganador, jajaja.
Un abrazo!
T