17.12.07

Conspiración 2.0

Todos sabemos que la televisión fue inventada para controlar a las masas. Con los programas que se MANDAn por las ondas electromagnéticas se conseguía evitar que el espectador utilizara su cerebro para pensar, MEditar, maquinar. A juzgar por el número de grandes revoluciones (0?) que hemos visto en los países con televisión desde mediados de los MIL novecientos, la idea ha tenido cierto éxito y ha justificado la inversión de millones de EUROS en investigación y desarrollo. Por ejemplo, se descubrió que entre los fotogramas normales de la emisión se podían incluir otros con información subliminal, más o menos como la información subliminal de este párrafo, a ver si le afecta a alguien... Este ingenioso plan estuvo lastrado en su nacimiento por las circunstancias reinantes en el momento. La ciencia y la tecnología eran territorio casi exclusivo de los hombres, con lo que idearon su sistema de control mental desde el punto de vista masculino y utilizaron a hombres como conejillos de indias. Los sesudos sabios no cayeron en la asombrosa capacidad del cerebro femenino de mantener varias conversaciones simultáneas o de fingir que están prestando atención a una cosa cuando realmente están a mil años luz en otro mundo imaginario. Y claro, cuando una mujer puede ver la película de sobremesa y pensar que Mariano tiene las uñas de los pinreles demasiado largas, por supuesto no se va a callar y se lo va a decir a Mariano, con lo que el efecto cancelador de pensamientos también falla con los hombres que conviven con una tele y su parienta.
Pero los malvados dominadores de mentes no se han dado por vencido y han incorporado a sus equipos de investigación a mujeres y han desarrollado... La Internet como la conocemos hoy: Navegadores que son capaces de abrir muchas más pestañas que conversaciones simultáneas pueden mantener hasta las más avanzadas mujeres. Y las aplicaciones sociales tipo 'caretobook.' Como dice el Potas, es el mejor invento para tenerte todo el día sin hacer nada útil. Que si añádeme esta aplicación por aquí, que si mírame esta fotito, que si te mando una cerveza virtual. Y al final te vas a la cama y lo único que tienes en la cabeza es un ruido de fondo y la cara de tonto. En fin, esta se mi primera impresión tras introducirme en este mundo, a ver a dónde llega todo esto.
Tres fotos de Finlandia para acabar. El domingo pasado estuvimos haciendo pastas de Navidad en casa de Claudia y Jesse. En Finlandia se suelen hacer galletas de jengibre, pero nosotros nos marcamos la versión alemana, con una selección de recetas diversas, al igual que hacíamos de pequeños con mi madre en Madrid. Mi madre se sorprendió y me preguntó por qué ya no tenía ilusión de hacerlas en casa. La respuesta es simple: después de hacer las pastas en Madrid, nunca nos las podíamos comer hasta Navidades, y yo ya me he tomado las que hicimos el domingo, acompañadas de un reconfortante Glühwein.
Y por fin tuvimos un poco de sol esta semana! En cuanto vi que asomaba por el horizonte salí disparado a por la cámara para hacerle una foto. En verano saco las fotos de las ventanas que dan al norte, en el invierno desde la que da al sur. De todas maneras, el sol duró muy poco y como tampoco hay nieve, no apetece hacer ningún deporte al aire libre. Además, resulta que estoy un poco pachucho de la garganta, así que decidí a ir a nadar unos largos a la piscina de Hervanta. Pero el sábado era día de bienvenida piscinera de Navidad. Habían apagado todas las luces y se podía nadar a la luz de las velas. La verdad es que fue una experiencia bonita, pero poco eficiente, ya que la piscina estaba llena de niños y mayores que en vez de nadar se paraban a cantar villancicos a medio largo.
El resto de la semana ha tenido sus historias gloriosas. Sesión de Reiki, sin happy ending, visita al instrumento de MRI nuevo del hospital de Tampere, salida de acabados el viernes, cena de Navidad en casa de Kati y Markku, show de tragafuegos hoy, sauna y lago a 1.2 grados, también hoy. Lo se, no es lo mejor para la garganta, pero también se que lo voy a echar de menos en Madrid. Y ya me voy al sobre, que si no me muero más.
Feliz semana!

10 comments:

Anonymous said...

MANDA narices el MEmo del toBIas. YO a tus comentarios No lES hago caso.
mensaje recibido pero no entendido. edu

Tobias said...

Muy interesante, Edu! Tendrá algún efecto la corrección ortográfica de los mensajes subliminales? Serán insensibles los que practican el smspanish?
Un abrazo, nos vemos pronto!
T

meninjana said...

No pienso darme por aludida chatín, además, no me has incluído en tus visitas navideñas...

Tobias said...

Jajaja, o empiezo a olvidar realmente el castellano u os expresáis de maneras crípticas. Cómo es eso de que no te he incluído en las visitas navideñas? Un besote!
T

Ignacio said...

Pus yos toy mu contento con lo que cuntas! Tio grande

Tobias said...

Y yo de tenerte ahí para lo que haga falta. Un abrazo!
T

Juan Pablo said...

Yo siempre leí que la publicidad subliminal era un timo y que el ser humano, por suerte, no reacciona a estímulos subrepticios sino a la repetición machacona y asfixiante. Yo no sé qué subliminales impulsos me convirtieron en un onanista compulsivo y en una chinche incordiante que afirma que España existe a pesar de la propaganda en contra. Puede que alguna secta me haya sorbido las entendederas y yo siga sin enterarme.

Ahora está de moda lo que siempre existió: Feisbuc o Caretobuc son lo más de lo más. La flor y nata de las redes sociales como lo llaman los zopencos. Cosa que siempre se nombró como páginas de contacto, pero ya sabemos que si no traducimos del inglés no hay orgasmo pleno. Hace como 8 años que yo usaba un engendro del buscador Lycos que se llamaba Love en Lycos. Allí conocí a una novia con la que duré 10 meses y a otra que me aguantó 3 años y medio. Ponías fotos, una descripción tuya y las titis se pasaban y si eras de su agrado te escribían. Ahora está de moda, como gran novedad, lo que yo usaba hace 8 años. La pantalla de internet ha hablado y es palabra divina. Si lo pensáis, todo son pantallas: la de la tele, la del ordenata, la del móvil… Todo nos llega enlatado en recintos cuadrados que despiden imágenes. Me recuerda al Mito de la Caverna de Platón. Vivimos atados y viendo imágenes de cuya veracidad jamás dudamos. Si no sale en la tele no existe. El gran Cervantes escribió un entremés llamado El Retablo de las Maravillas. Dos bribones típicamente españoles van por los pueblos de la vieja Iberia estafando a todo Cristo. Los pillastres aseguran que solo los que sean de sangre pura sin rastro de judíos o moriscos en sus venas podrán ver la maravilla que asoma en su retablo. Y por supuesto todos lo ven. Menudo estaba el patio en aquellos tiempos como para no decir que no eras cristiano viejo. Acababas sirviendo de leña a la hoguera más hermosa. Es como ahora con Feisbuc. Si te dicen que es lo más de lo más tienes que asegurar que lo usas y que ya sabías que es la bomba para que no te tachen de desfasado. Aunque lleve 8 años inventado. A ver quién es el guapo que niega que las redes sociales tipo Feisbuc no son lo más megahípermoderno. Por cierto, a Cervantes le plagió el cuento un tal Hans Christian Andersen que era danés e hizo un refrito llamado “El traje nuevo del emperador”. Pero claro, entre decir que el cuento es de un danés o de un maloliente español que apesta a aceite de oliva, no hay color.

Tobias said...

Jjajaa, oh gran Onán!
Hombre, lo del jetobuk es un sitio para intentar ligotear sin que lo parezca o pareciéndolo o incluso para no ligotear. Creo que hay algunas diferencias con las páginas de contactos, que ya existían hace 8 años y seguro que hace mucho más tiempo. No hay más que echar un vistazo a los periódicos de papel. Seguro que incluso hay pinturas rupestres en alguna cueva por descubrir en las que algún Neandertal se autorretrataba algo mejorado para seducir a alguna homo florensis.
Nos vemos pronto!
T

Juan Pablo said...

Si claro: para no ligotear. Y yo duermo una noche entera con Scarlett Johansson y la respeto, no intento sofaldarla y no alargo la mano bajo las sábanas buscando su piel caliente. Hablaríamos del Arcipreste de Hita y de Macroeconomía. Lo normal si tienes un bombón así al lado. La gente se mete en esos sitios a refocilarse y el que diga lo contrario miente como un bellaco. Otra cosa es que les cueste, no tengan labia o les dé vergüenza enfermiza. ¿Pero ganas de echarle el venablo a alguna incauta? Todas las del mundo. E incluyo a las damas.

Tobias said...

Tenemos que definir el alcance de 'refocilarse.' Por supuesto que todos tienen ganas de darse un gusto para el cuerpo, pero eso independientemente de estas páginas. Hay gente con sus parejas y sus niños. Quizás les guste darse unas fantasías, pero se quedan sin meter la mano debajo de la sábana y orando al altísimo. Depende de cómo uses tu instrumento. Enséñame a refocilarme algo con el jerolbuq, que me hace falta!
T