15.2.09

La coronación del absurdo

Ya va siendo hora de que ponga algunas fotos y escriba algunas chorraditas por aquí, que desde que volví de Barna estaba un poco desaparecido. El caso es que desde que celebramos la fiesta de cumpleaños de Pedro se han venido acumulando situaciones sin sentido. La Golfa y el Ruso llevaron a Луна a la fiesta, probablemente temiendo que la pobre niña no vea ya muchos más cumpleaños del Sr. Esteban. La celebración se desató con la llegada de los regalos de cumpleaños y el cuerno infernal, que pegó un susto a la pobre Luna que costó tranquilizarla de nuevo. Esta vez el gran beneficiado de la fiesta fue Ingo, qué imán! Es que con esa gorra está irrestistible...
Acabamos en el Doris, pero Anna y yo nos retiramos a casa a las 2, ya que por el día habíamos estado esquiando y acudido al cumpleaños de Sanna antes de ir al de Pedro.
Esa semana fuimos a jugar con los alemanotes un juego de mesa alemán, llamado 'el Grande,' de esos en plan Risk, pero con muchas más reglas. Se fue casi una hora en explicarlo y al pobre Thorsten le desesperamos. Ahora descubro que echo de menos el sencillo parchís! Voy a ver si se lo encargo a alguien... En fin, después de la partida del 'Grande' que no llegamos a finalizar, me fui con Matthias para pillar el bus para casa. Dos buses se nos escaparon en las narices y decidimos acortar por el lago para interceptar el siguiente bus. Para llegar al lago había que bajar por una pequeña ladera. Pan comido sin nieve, pero con la nieve era otra historia y al apartar las ramas de un árbol que tenía delante, estas se me escaparon y me pegaron un buen latigazo en el ojo y en la mejilla. Menos mal que lo cerré y me dio en el párpado (vergüenza, he tenido que buscar 'párpado' en el diccionario, no me acordaba). Y al final tampoco pillamos el bus...
Al día siguiente llevé a patinar sobre hielo a Naomi, una japonesa. Parecía Chicho Terremoto, pegando gritos todo el rato y haciendo aspavientos con los brazos. Al final, los patines que le dejé se rebelaron y la pobre se pegó una buen espaldarazo contra el hielo. Para más inri, la pobre no hablaba bien inglés, pero de maravilla el turco (?!??).
Esa semana fuimos a celebrar al Doris que habían echado a Thorsten del curro. Crisis a porrillo. Yo quería ir a casa, pero se dio la absurda situación de que nos reunimos 4 y yo era el nexo débil entre los 4, así que tuve que aguantarme hasta las 3 con un alemán, una rusa y un italo-ghanés. En estas me pregunta una chica: 'Tú eres español?' Yo no había dicho palabra en español esa noche en Doris, así que me sorprendió cómo lo sabía... 'Es que jugamos contra vuestro equipo de Kyykkä en 2003!!!' Pero claro, la pobre dio con Memento y no pude acordarme. Al menos el italo-ghanés sacó petroleo de la situación e invitó a la chica y a su amiga a cenar el viernes. Me pasé con la japonesa algo más tarde. Las finlandesas habían dado buena cuenta del vino y la conversación iba subiendo de tono. Una de ellas había empezado a practicar baile en barra, como las strippers, y no se cortaba en mostrar posturitas. La pobre Naomi, que no entendía mucho, sólo veía a la otra gesticular y captaba alguna palabra por allí y por allá: 'sex,' 'blow-job,' 'mirror...' así que rápidamente puso pies en polvorosa.
El fin de semana pasado fue de esquí, con la rabia de no haber podido aprovechar el primer día de sol y nieve el martes. Primero fui al lago que hay cerca de casa y me lo esquié de punta a punta, unos cinco km. + otros cinco por pistas. Había bruma y esquiar por el lago solo me trasladaba a una situación de película de James Bond, escapando de los agentes enemigos y buscando a mi contacto sobre el lago helado. Aquí está mi contacto:
Claro, la miopía ayuda en estos casos a la imaginación, ya que realmente se trataba de un árbol. No tiene sentido un árbol en medio del lago, pero los vecinos marcan con pequeños abetos la localización de agujeros que hacen para pasar redes por debajo de la capa de hielo y pescar.
Al día siguiente me pegué la machada de ir al Taivalpirtti. Unos 10 km de ida. Lo peor es que salí tarde y ya me había perdido 2 veces antes y con luz. Así que oscureciendo iba a ser la risa perderse con varios grados bajo cero. Pero al final otro esquiador me indicó un atajo y llegué bastante bien a casa, acortando por encima del Hervantajärvi.
Por la tarde fui con Matthias a la sauna y acabamos con un chocolate caliente en el Telakka. Enla mesa de enfrente había un niño de unos 18 años, agarrado a su bebida, mirando através de nosotros y sonriendo como tonto. Cuando volví a alzar la vista, estaba ya en nuestra mesa (como en el juego del escondite inglés) y seguía con esa sonrisa. Nos pidió si podía sentarse con nosotros, se sentó y no dijo nada. Sólo sonreía, como tonto. A los 10 minutos le di algo de conversación. Resulta que se estaba recuperando. Del fin de semana? No, acababa de salir del hospital. Algún accidente de deporte? No, le acababan de soltar del manicomio. Igual estaba bajo el efecto de algún medicamento, pero Matthias y yo miramos de reojo si llevaba algún hacha o kalashnikov escondido por entre las vestimentas...
Y el colmo del absurdo llegó el martes, que me hice un esguince. La versión oficial es que resbalé sobre el hielo caminando para casa (al parecer no te cubre las radios el seguro de trabajo de otra manera) y me cargué el tobillo al caer sobre él de culo. Hay rumores que dicen que estuvimos entrenando система en la nieve y que una de las llaves fue mal y ... CRAACKK!! Rumores totalmente infundados! En cualquier caso tengo la suerte de que solo sea un esguince y tenga que cojear con una venda... El mismo dia que pasó incluso salí al Doris. Un amigo finlandés, Miika, que hacía mucho no veía y estaba de vacaciones de su preciosa esposa rusa, me obligó a bailar Nirvana. Al decirle que mi pie no estaba para esos trotes, el muy majete se agachó y sujetó mi pie perjudicado para que pudiese bailar con el otro...
De todas maneras, después he estado descansando y este fin de semana he rechazado incluso ir a una fiesta de estudiantas del país vecino. Por favor, que no haya sido un error!
Y ya está, ahora me voy a ver una peli alemana. Recomiendo 'The Fall'. No se cómo pasó más o menos desapercibida cuando salió.
Feliz semana!

9 comments:

Juan de Oyarzun said...

No sé quién es ese perro que está tan bien rodeado de hembras, pero dile que siento una profunda y típica envidia española. No hace falta decir que le deseo los mejores gatillazos y que sea todo lo precoz que pueda: están harto jugosas las señoras. En caso de que alguna de ellas comprendiera mi lengua bárbara, excúsame diciéndole que los cromañones del Sur somos así de simples. Acaso me podías traer un suvenir en tu próxima venida al foro en forma de finlandesa pasiva y sometida. Te traes un bote de Cola Cao gigante y así despistas a los sabuesos de frontera.

A ver si hacemos una colecta y te mandamos un parchís hecho en China, que me ha conmovido tu añoranza de la patria. Me ha gustado tu aventura de abominable hombre de las nieves herido en el ojo. Quizá te podías haber dado de bruces con algún yeti o bigfut que no hablase finés. Quizá hablase alguna de las 347 lenguas oficiales en España. Se cree que hay emigrantes sorianos haciendo una prospección en suelo suomi a fin de reivindicar una colonia de sorianos que estuvo por allí en 1159. A ver si os creíais que os ibais a librar.

¿No te acuerdas de cómo se decía párpado? Eso creo que en lingüística se llama solapamiento de información verbal por tetralingüismo. Si te apetece, te podemos traer a un acogedor laboratorio de lingüística, ponerte unos electrodos en la cabeza, encerrarte y hacerte repetir durante meses “esternocleidomastoideo” Sería la mar de divertido. Y te pagamos la estancia. Y hasta te limpiaríamos la jaula cada semana.

Habría sido mejor que te llevases a tu amigo el lunático a bailar con Nirvana. Un poquito de pogo y un “mosh” desde lo alto de una mesa. Creo recordar que al morir Franco las puertas de los manicomios se abrieron de par en par porque se consideraba que tener a un loco de atar atado, era el colmo del fascismo y se desperdigaron por las calles promoviendo las situaciones más absurdas. Si lo vuelves a ver, dile que se venga a España, seguro que lo hacemos alcalde o concejal.

Tomo nota de tu peli. Yo he visto Valkyria y me ha gustado mucho. Dentro de poco vuelve a estrenar Almódovar. Qué brasa me van a dar con el genio manchego y cuán necios somos quienes abjuramos de él. Cúrate el tobillo que necesito que me relates esas fiestas de estudiantas concupiscentes y casquivanas. Te has perdido en España al juez que se va de cacería con el ministro de Justicia. No he podido evitar acordarme de La Escopeta Nacional y ese Sazatornil buscando el pelotazo de su vida. Todo de buen rollito, no te vayas a creer. Lo cachondo es que el ministro del partido del pueblo y del ahorro en tiempos de crisis, y el juez inconcluso Garzón pagaron 4.000 euros por barba a fin de matar valientemente unas decenas de ciervos. Luego dijeron que ni él ni el juez pagaron. Si ellos no pagaron ¿quién pagó y a cambio de qué? Qué mal pensado soy.

¿El Matthias es mi Matthías de Janofa? Si es así, qué tío más grande. Espero que su bebita esté regordeta y preciosa.

Juan de Oyarzun said...

Qué grande Chicho Terremoto. Mira este fragmento en que diserta con argumentos teológicos y metafísicos acerca de las bragas blancas. Huelga decir que estoy en completo acuerdo con él.

http://www.youtube.com/watch?v=ZzxC1Zj2ZVc

Tobias said...

Qué bueno el chicho terremoto y las bragas. Y qué fácil de camelar el maestro, corrupto como el que más, pero llevando la procesión por dentro.
Lo del bote de Cola Cao relleno de moza sería buena idea, así a la vuelta me lo traigo lleno de Cola Cao, que o me lo birlan o me lo ventilo en un par de semanas.
Si, creo que voy a hacerme con un Parchís la próxima vez que vaya para España, aunque ahora sería mejor, que con -10 grados en la calle se está mejor jugando al parchís que a la petanca. El 'esternocleidomastoideo' me ha recordado a las aventuras de Mortadelo y Filemón, a algún villano o invento del Bacterio, qué buenas sus aventuras.
A mí también me ha recordado a la Escopeta Nacional el rollo del Garzón y los colegas. Me parto cuando alguien, incluso del mismo partido, propone la dimisión como solución. Qué modelos de comportamiento quedan al ciudadano de a pie?
Este Matthias es uno de aquí. Es alemán también, pero de la antigua República Democrática. Es el chaval que sale en el día de las pastas aquí http://topiseta.blogspot.com/2008/12/usos-y-costumbres.html
El Matthias Juanofariano viene para Finlandia a fin de mes y si todo va bien, le veré entonces. Nos sorprenderá con unos greñotes a lo Heavytorro?
T

Anonymous said...

Intentare no hacer ningun comentario jocoso, pero se tienen que hacer esfuerzos enormes para conseguir perder en una misma noche 3 autobuseees, no???

Lucia

Tobias said...

Jajaja, Lucía, te voy a canear! Cuando tienes que hacer malabares para llegar de un lado a otro, entonces pasan estas cosas.
Para ir de Nekala a Hervanta, me valía ir al centro y pillar allí uno, o ir hacia el CityMarket y pillar allí en la autovía uno. El de la autovía requería igual estar esperando allí un cuarto de hora y con frío. El caso es que los dos buses se nos cruzaron en las narices, cuando llegábamos a la parada. Y entonces decidimos caminar unos 15 minutos a través del lago para llegar a la parada del 30, directo a Hervanta. Y justo saliendo del lago... zasss. No habría pasado si hubiesemos echado mano de los horarios, claro.
Besits!
T

Juan de Oyarzun said...

De todos modos, yo creo que dimitir debería ser la primera medida que cualquier cargo público tomase en caso de verse puesto en entredicho. Aunque luego se demostrase que nada tenía que ver. A cualquiera de nosotros, en empresas privadas, nos darían la patada en cuanto nos oliesen algo raro. A ellos, en cambio, los ascienden y los promocionan. Se siente añoranza de los ministros japoneses que se hacen el harakiri cuando los pillan. Ahí por lo menos tienen honor y vergüenza.

Por cierto, ¿es muy caro tener un coche en Suomilandia? Aunque sea un trastito viejo como el mío. Yo me pasé dialogando con las señoras en las paradas acerca de cuán impuntuales son los buses, que se me quitaron las ganas de volver a picar billetes. No obstante, he de admitir que leía mucho más que ahora.

Tobias said...

Pues no se yo. Con lo sucio de la política, si cada vez que alguien lanzase mierda sobre alguien, este fuese a dimitir por si acaso, entonces en España dimitirían cada 4 días. Eso sí, cuando el asunto canta mucho... Aunque al final es de nuevo cosa de los medios el volumen con el que canta cada corruptela, verdad?
Es bastante caro tener un coche en Suomilandia y realmente no me sale a cuento. Los buses son puntuales, yo soy el impuntual (inpuntual?) Cada parada tiene su horario de autobus y lo puedes mirar por internet. Pero ese día no teníamos internet. Seré de los pocos que quedan a mi edad que jamás han sido dueños de un coche/tractor/submarino?
Abrazotes!
T

Juan de Oyarzun said...

Yo preferiría que se hicieran el hara-kiri. ¿Sabes que un amado diputado tiene derecho a cobrar la pensión máxima solo por haber sido elegido durante una lesgislatura? Los odio.

Impuntual. Antes de b y p, siempre se escribe M. ¿Ya no te acuerdas de cuando hacíamos caligrafía y repetíamos hasta la saciedad estas normas? Necesitas una inmersión cultural ibérica en forma de panceta, pelis de Paco Martínez Soria y los cuadernitos de ortografía y caligrafía de cuando éramos enanos.

JP

Tobias said...

Espero que hayas pasado un buen fin de semana JP. Yo he escrito en mi cuaderno de caligrafía (Rubio?) mil veces 'impuntual' para que no se me vuelva a olvidar. Este fin de semana me he dado el lujo de abrir unas chacinas para reaclimatarme, aunque en el tema de las pelis me haya quedado en 'Taken.' Qué gran película sin pretensiones...
Un fuerte abrazo y que tengas una semana inspirada, que echo de menos tus historias.
T