17.3.09

Sana Sanita

Pues quién lo diría? Yo que esperaba que con esto del esguince en el tobillo iba a tener más tiempo para escribir y ha resultado todo lo contrario... Quizás sea por esto mismo que el tobillo sigue sin curarse, después de un mes desde que me lo doblase. Como aún sigo con molestias fui a principio de la semana al médico. La doctora era un bombón y se ve que se sabía de memoria la frase que le enseñan a los médicos finlandeses desde primero de carrera: "Si dentro de un mes aún le duele, vuelva de nuevo..." La semana que viene tengo hora con el fisio, pero hasta entonces seguro que le meto mucha cera al pie.
Cera como aquel jueves que fuimos a ver a los Lemmenpyssyt al Doris. No siempre hay que ir en martes, no? Los Lemmenpyssyt tocan mañana de nuevo en el Vastavirta, recomiendo el directo. Cera como el jueves siguiente, en la que Mikko organizaba su fiesta rusa en el Onnela para publicitar su agencia de viajes a Rusia. Y sí, intenté bailar como los cosacos con mi tobillo perjudicado. Menos mal que no aguantaba ni ponerme en cuclillas y tuve que ver el show desde la barra con la novia de Mikko. Luego hubo dos martes de ahorrar en cervezas, intentando siempre bailar con un pie y el acabose lo tuve el fin de semana pasado. Unos amigos habían montado una fiesta para apoyar a una radio en Oaxaca y fuimos a ver de qué iba el rollo. La reunión era en una especie de comuna dentro de un antiguo hospital de enfermedades contagiosas (gestionado ahora por la asociación que alquila las habitaciones para estudiantes). El edificio era de película de miedo, con habitaciones secretas clausuradas y seguro que algún que otro fantasma. Muchos hippies, concierto, comida, calimocho/kalimotxo y buen rollito. Una de las hippies me recordó de una noche hace años en la que se intentó ligar a nuestro amigo el Cejas, propasándose con el pobre chico en finés creyendo que no la entendía. Según ella yo lo había intentado esa noche con su hermana, de la que solo recuerdo que no paraba de decir lo peluda que era. Menos mal que vino Markku y nos salvó con el Vodka con pica-pica y la huída hacia adelante al Doris. Intenté proteger mi pie de nuevo, pero, según una amiga que se escapó con nosotros, "fue sonar Sabotage de los Beastie Boys y salisteis en carrera a la pista de baile a hacer pogos." Me tuvo que venir a mi el de la barra a llamar la atención, al único cojo de la pista! Hoy he decidido ser bueno y quedarme en casa, a ver si mi tobillo me lo tiene en cuenta. Y es gran sacrificio, ya que hoy es el santo de mi hermano, St. Patrick's...
Trabajo también hay a mansalva. Estoy dando una clase de ejercicios y hasta ahora los alumnos se han estado portando muy bien. Yo que ya me hacía ilusiones de poder usar algún truco de sistema con los chicos... También he aparecido con mis jefes en la entrevista de una revista de la uni sobre nuestro departamento ya que somos uno de los departamentos en los que los trabajadores se sienten más contentos. Yo servía de conejillo de indias, extranjero, pero integrado entre los finlandeses.
He reducido mucho los entrenamientos por culpa de la lesión, hasta he ido 2 veces al gimnasio, con lo aburrido que me parece. Pero después del fin de semana este de baile he decidido que si puedo forzar para ser el rey de la pista, también puedo hacerlo con un poco de deporte, por ejemplo este de la foto. Ese día era el día de los блины en Rusia, es decir, sus crepes. Por la mañana fuimos a comerlos en casa de Оля y por la tarde Matthias había preparado los suyos, con leche de soja y todo. Yo me tuve que ausentar un rato para buscar a Thorsten del Pirkanhiihto. El campeón se ha esquiado 90 kms esta vez. Y yo sin poder hacer ni los 45 km del año pasado. Qué rabia, quiero esquiarrr!! Así que como no pude esquiar, al final me puse morado a crepes rusos, a falta de jabalíes como le gustan a nuestro amigo Obélix. Más fotacos de la noche pinchando aquí, cortesía de Karen (pronunciar como los escoceses. Si, tampoco yo tengo ni idea cómo lo pronuncian, imaginaos con falda y gaita). A la mañana siguiente me fui a quitar las trenzas que me habían hecho y se me quedó el pelo todo ondulado, así que decidí hacerme hippy yo también...
Se quedan muchas cosas en el tintero, pero bueno, entre el sueño que tengo y el que os estoy dando, mejor que nos demos una tregua. Aquí poco a poco va entrando la primavera, aunque no estaría de más disfrutar un poco del sol. A ver si mañana, que nos vamos de cabaña y sauna nos sonríe.
Feliz primavera!

4 comments:

Cheap and Cool said...

Animo con el tobillo, ponte hielo todos los días! o nieve... será por nieve...
Besetes, Joanna

Tobias said...

Lo haré Joa. Tendrían que inventar zapatos con depósitos de hielo a la altura de los tobillos...
Besos!
T

Juan de Oyarzun said...

Perdón por el retraso. No comentar las hazañas de mi caro y estimado amigo Tobías es para mí delito de lesa letra.

Quizá habrías debido dejarte una mano inútil como el buen Cervantes para que le hubieses puesto más empeño al asunto de escribir.

Yo tuve una experiencia tremenda con un urólogo que tenía en su despacho una cruz y una foto de Franco. Me manoseó y me estrujó vilmente mis pobres atributos. Has dado una lección de pundonor al mantenerte sereno en tan difícil lance. Es el Todopoderoso que te ha mandado esa prueba a fin de que temples tu espíritu. ¿Te pusiste a danzar aquello de Kalinka, Kalinka, rebotando sobre tus adoloridas patas? Habría pagado por verlo.

A lo mejor tus colegas jipis venían de visitar a Charles Manson. ¿Has visto el careto que se le ha quedado al tío tras 40 años en la cárcel? Y hace música y hay gente que se la compra. Estamos fatal. Quizá habían hecho algún ritual sangriento antes de que tu arribases. Puede que te estuvieran seleccionando como su próxima víctima para inmolarte sobre un altar con un careto del Che.

Yo he bailado el Sabotage de los Bistibois. Qué tiempos aquellos en la sala Revólver. Yo estaba deprimidísimo porque una novia me había reemplazado y me iba con un colega a aburrirme todos los sábados por la noche. Me amargaba ese ambiente y lo falso que eran todos. A veces se veía a Loquillo con su 1,90 y su chupa de cuero que olía a vaca castellana. También ponían el “Now you do what they told ya” de Rage Against the Machine , que el pueblo español convertía en una frase más obscena y divertida.

Jo. Yo quiero verte de profesor. Seguro que eres un docente recto y severo y pones deberes justo cuando ya ha sonado el timbre. Y te paseas como un león adicto a la cafeína mientras los alumnos intentan hacer un examen. Clac, clac, clac. Cómo crispan los tacones de los profesores cuando haces lo posible por rellenar con todo lo que se te ocurre porque no te acuerdas de nada de lo que estudiaste. Y quizá le grites a uno: “Ramírez. ¿Cuántas veces le he dicho que no se habla en clase? Y te harán la pelota y te reirán los chistes. Y el placer que te invade al suspender al alumno plasta con un 4.7.

Escoceses e irlandeses no hablan inglés. Hablan un dialecto maldito que es la venganza por haberles arrebatado su paganismo en el que eran tan felices hasta que los empapamos de Cristiandad. Recuerdo haber estado toda una noche hablando con un tío de Edimburgo –Edimbra, dicen ellos- y no haberle entendido más que palabras. Me deprimí muchísimo.

En la foto sales en plan Axel Rose. Estás para ponerte a berrear “Welcome to the jungle” Un poco más de bótox y serías clavadito.

Aquí en España todo bien. Ya le hemos caído mal a Obama. Hemos batido el récor del mundo en caerle mal a un señor que a todos cae bien.

Tobias said...

Jpeg! Qué ilusión, dónde estarías que no he leído nada tuyo en mucho tiempo...
Efectivamente, hubiese bailado el 'kalinka, kalinka' si hubiese podido bajar hasta la postura del bailoteo, pero el tobillo aún no se estira lo suficiente. Cuando esté bien del todo y nos veamos, lo bailamos juntos.
Tu historia de la sala Revolver me recuerda a la anécdota del Mazorkos, esa vez que estaba en La Comedia creo que era, con una chiquilla, y se dieron cuenta de que estaba allí Loquillo. Mazorcos aprovechó la situación y le pidió a Loquillo: 'Oye, por qué no le das un beso a esta chica, que admira tu música y blablabla...' A lo que el Loco contestó en 7 palabras: 'Por qué no se lo das tú?'
Vente el lunes a clase, si quieres, estaré el lunes y el martes luchando con mis alumnos. La verdad es que estos son muy buenos y no dan la tabarra, pero a la hora de corregir los ejercicios hay que hacer esfuerzos para convertir la ira en mofa compartida con los compis de oficina... De todas maneras, la imagen del profesor respetado y temido pertenece a otra época. Como no estés más o menos en forma para poderte batir en duelo con cualquiera de ellos, se te suben a la chepa, jajaja.
Ponnos al día de la actualidad en eZPaña, que seguro que hay mucho que contar.
Un abrazo!
T