10.6.07

Una insolación de cojo...

Yuhuu! Lo conseguí! Todo el fin de semana sin salir. Castigo cumplido!
Ayer fue el día de lago por excelencia, con temperaturas cercanas a los 30 grados. Al mediodía fui con mi vecina a nadar al lago. Esta vez tocaba esforzarse, porque ella es jugadora profesional de rugby subacuático y nos dimos una buena paliza para cruzar el lago. Además, ella llevaba el gorro y el snorkel, con lo que respiraba mejor y no se le metía el pelo en la boca al respirar como a mi. En la otra orilla del lago hay una roca entrando al agua, ideal para descansar cuando los dueños de los embarcaderos están en sus cabañas y se pueden mosquear cuando te recuperas en ellos (los embarcaderos). Decidimos ir a la roca a recuperar fuerzas antes de emprender la vuelta. Al salir del agua me di cuenta de que ella llevaba la parte superior del bikini por la cintura! Mientras en medio segundo eterno yo pensaba en cómo decirle lo que le había pasado de manera más o menos correcta y a la vez controlar mi boca para que no me saliesen gallos o se me cayese la baba, ella me salvó de decir cualquier tontería: 'Pongámonos o tomar el sol desnudos!' Había oído bien? Al juzgar por los bañadores secándose en la roca, sí. Así que allí estábamos tumbados en una roca, en la orilla lejana del lago, como vinimos al mundo. Lo que pasó después os lo podéis imaginar... porque cualquier cosa que imaginéis superará la realidad. En las películas, en la fantasía de uno, cuando se llega a estas situaciones, siempre pasa algo cañero. Pero cuando el actor soy yo, todo se queda en ... nada. Así que después de estar la mar de bien tomando el sol casi una hora, nos volvimos a toda pastilla a nuestra orilla. Ya en nuestra playa, después de haberse ido la vecina, decidimos con el mono aprovechar el sol y hacer una barbacoa por la tarde.
La barbacoa fue la pasada. Sol, comida en cantidades, sin prisas. Al principio creí que nos iba a fallar el ruso, pero luego se quedó y al final la montó con un truco de magia con cajas de cerillas. El truco era especial, porque además de asombrar al público nos hacía reír a mandíbula batiente. Y aquí está la foto de los pies del hobbit ruso, parte del show.

Para coronar la tarde, nos fuimos al centro los tres de la derecha de la última foto y yo, a tomar algo a una terraza. No hubo manera de encontrar una libre. Hasta la terraza del Pussy Cat, un bar de strip-tease, estaba llena. Al final encontramos una en la que unas mujeres se iban de forma apresurada, cediéndonos su sitio. No era de extrañar, ya que nos tocó compartir la mesa con Erkki, el gran borracho. Tuvimos un mal comienzo: creyó que hablábamos en inglés para fastidiarle. Traté de explicarle que dos no eramos finlandeses, pero como también nos había oído hablar en finés, respondió delicadamente: 'Älä puhu paskaa! (No digas sandeces!)' Se fue un instante, y nosotros creímos que iba a casa a por la pistola, pero al final volvió y se puso a hablar con las amigas de las chicas (pobres), la mar de animado. Me dio incluso pena cuando se fue. Borracho hasta el tuétano, muerto de sueño, tambaleándose, se despidió: 'Me voy a dormir al lado de la 'parienta,' que es en donde mejor se duerme.' Un sabio este Erkki.
Yo estaba algo mareado, aún no sabía por qué. Fui un momento al baño y cuando abrí el pantalón... UAAAHH! Casi me quemo! Y al ir a mirar, parecía que me había hecho vegetariano y puesto dos tomates. El calentón de la mañana lo había sido por partida doble. Tenía toda la piel como un cangrejo alemán o inglés de las playas de Mallorca y seguro que algunas décimas. Por otro lado, no vino mal, ya que me retiré a las 12 de la noche, desoyendo las llamadas de las sirenas que cantaban para que saliésemos. Me acosté después de embadurnarme todo el cuerpo en crema hidratante y dormí como no había dormido en tiempo de bien.
Hoy limpieza del piso (maldito polen), 2 horas de fútbol y chapuzón. Ahora voy a encremarme de nuevo y a dormir para coger con fuerza la nueva semana, llena de actividades. A ver si por lo menos en el sueño pasa algo gracioso ;)
Un abrazo y buena semana!
T

4 comments:

Daniel Guerra said...

Los cangrejos a la cazuela
Que sus madres ya lo estan.
Tobistras eres guiri doquiera que vayas. Da gusto leerte, pero mas gusto da echarse un buen pedo sonoro.
Abrazos multiples Keep up the good work.

Tobias said...

Jajaja, Danielo! Para el súmmum del placer te invito a que vuelvas a leer la entrada y te eches un buen pedo sonoro durante todo el tiempo que la leas.

Juan Pablo said...

Imaginarte nadando casi desnudo con tus hercúleos brazos y tus poderosas greñas me ha hecho pensar en un germano del siglo I que estuviese cruzando un río helado en la baja Sajonia. Al frente de las hordas bárbaras se hallaría Arminio dispuesto a destrozar a las legiones romanas en la humillación de Teutoburgo. Dicen que Octavio Augusto enloqueció al conocer la noticia y vagaba por palacio clamando "Varo, devuélveme mis legiones".

Tobias said...

Qué interesante la historia de Arminio. Para hacer otra en plan 300.
T