29.5.07

The show must go on

Creí que esta vez sí que lo conseguiría. Un fin de semana sin salir, todo sanote, seguro que es posible. Todo empezó tan bien con la barbacoa el viernes en casa del Ruso. Hasta su gato Eikki estaba tranquilito. Estuvimos de charla hasta casi las 12, con lo que evité la tentación de ir a la última Teekkarisauna de estudiantes internacionales de este curso. Y eso que la sauna prometía polémica. Al parecer hay un grupo de estudiantes, españoles en su mayoría, que se dedica a berrear a voz en grito 'DESPIERTA MIKONTALO' cada noche que llegan de marcha a Mikontalo, la residencia-gueto de estudiantes. Como anécdota resulta gracioso, pero, por lo que se ve, llevan haciéndolo ya durante varios días por semana desde hace meses y claro, el personal se calienta. Resulta que hay un tutor-justiciero francés que ha decidido publicar fotos de algunos que volvían la última noche y los ha acusado de montar el follón en la lista de correo de internacionales. Y se montó. Unos de ellos vienen de la universidad de Pilar y ella no está dispuesta a permitir que representen así a su escuela. Los chicos, por supuesto, desmintieron su participación, pero bueno, la cosa está dando que hablar. Igual hay que hacer algún test de aptitud a los estudiantes de Erasmus antes de mandarles a otros países? Por qué siempre hay españoles (o me lo parece a mi?) siempre que se monta alguna situación desagradable de estas? Por lo menos no he oido de incidentes en la sauna, a ver cómo se desarrolla esto.
Todo pintaba rosa. El sábado fui a la piscina después de mucho tiempo sin visitarla. Sano, muy sano. Hasta que por la tarde petó todo. Vinod celebraba que se mudaba a su nuevo piso y, como es un poco miedosillo, hizo la fiesta en el viejo, por si las moscas. La fiesta era sospechosa de ser un muermo, así que el Mako y yo reunimos los accesorios del Sirkus Abserdus, nos pusimos el mono de trabajo y ... a la faena. Esta vez contamos con la inestimable asistencia de Ingo. Es un gran comodín, te pasas la noche gritándole 'Schwein!' y siempre sonríe. Tuvimos que improvisar con los accesorios que encontramos en casa de Vinod. Gracias a dios tenía un látigo y le dimos un poco de color a la noche (y a nuestros traseros). De la misma manera silenciosa que vinimos, también nos fuimos, con la feliz sensación de 'misión cumplida' y una sonrisa en la cara de los invitados de Vinod. De hecho, intentamos unir la fiesta de los vecinos a la de Vinod, pero como el deber nos llamaba en el centro nos quedamos sin animar a los vecinos alemanes.
En el bus seguimos gritándole a Ingo. Ahora era: 'KOTZ NICHT!' que significa 'no vomites' en alemán. El pobre se estaba poniendo verde por momentos. Normal, después de beberse un litro de Kilju (Kill-you) casero. Pero llegamos al centro sin pérdidas y, tras unos experimentos en el Ale Baari, le dimos matarile al Mono y su 'mochila serda' en la cola del Ruma. Ingo y yo nos separamos en el Dog's home, tras un Lonkero con mis compañeros de equipo de fútbol Miguel y Pauli. Yo intenté ir al Ilves. Era el lugar perfecto. El sábado era Helluntai. No se qué tradición dice que si esa noche no tienes acompañante, te pasas el verano a dos velas. La madre de la 'cosa esa sin definir' del Mono la había llamado para rogarle que saliese, y que, por lo que más quisiera, se fuese con cualquier perdedor. Jajaja, dicho y hecho. Y el Ilves es el típico sitio al que va gente con este tipo de madres... y claro, la cola era inmensa. Ultimo cartucho, el Doris con Ingo. Pero yo ya estaba exhausto de la actuación y a la 1 me volví en el autobus de los que se van a pasar el verano a dos velas.
Menos mal que el domingo pude recuperar la sensación de sano-sano un poco. Fútbol por la tarde, chapuzón en el lago y burritos de cenar con el Ruso. Ya no había fuerzas para ir al concierto de Black Metal Japonés en el 'bar alternativo.' Hoy también tenemos partido de la liga de acabados de Tampere. Espero que pueda venir Miguel, porque en un choque que tuvimos el domingo lo dejé un poco lesionado.
Y nada más. Sólo la sospecha de que me ronda la menopausia porque llevo muchos días que me despierto como si me hubiesen dado una paliza y además ayer me pasé el día sudando. Es este el fin?
Feliz Semana!
T

2 comments:

Juan Pablo said...

Admirado Tobías
Veo que tantos lustros en tierras herejes te están amariconando (perdón: ahora se dice homosexualitodosigualeszando)¿Desde cuándo un español rehuye una juerga? Faltas a la memoria de tu nación si no te echas a dormir después de comer, si no le santiguas la cara a quien se ponga farruco y si no te vas de farra hasta el agotamiento. No es casualidad que nuestras aportaciones al vocabulario universal sean: siesta, guerrilla y sangría.

Por cierto, dejame que ponga la nota pedante diciéndote que al período de decadencia del varón se lo llama "andropausia". Cosa que supongo que sabías -eres un perro, pero un perro leído- aunque así informamos a nuestros millones de lectores.

Tobias said...

JP, sintiendolo mucho, me temo que esa España ya no existe. Como bien dices, estamos en la España de lo políticamente correcto, y en la que, según la doctora Ochoa, que tampoco existe ya, la andropausia es normal...
T