3.11.07

3.11.1999

Yuhuu, hoy (en 2007), después de ser ayer 'San' Tobias según el 'santoral' finlandés ha amanecido nevado! Realmente fue el día del nombre Tobias, porque aquí no se sigue lo de los santos.

3.11.1999


Buenas y oscuras tardes a estas horas en estas latitudes, pero no todo es tan negro como lo pintan, no señor. Hoy ha hecho un día fabuloso, pero vayamos por partes, que antes de hoy fue ayer.

Ayer no recuerdo mucho de lo que pasó durante el día, probablemente porque no haya pasado nada interesante, pero por la noche hubo, de nuevo, cena gloriosa. En este caso nos invitaron a cenar más o menos voluntariamente (el día anterior un delegado fue a pedir que nos invitasen a la cena) en casa de Raquel y Valerie, unas chiquillas que estudian en Graná. El delegado no se contentó con autoinvitarse, sino que puso como condición sine qua non que pudiesen asistir sus compañeros de piso y en total fuimos cuatro en la cena. Así cenamos una sopita de verduras y luego carne al horno. Alex, mi ruso, tiene un verdadero don: el de manejar cuchillos. Le deberían haber cogido a él para la escena del tío que va clavando su navaja entre los dedos a toda velocidad, solo que después tendría que hacer la del mechero de Hitchcock, en la que el que perdía una apuesta, perdía un dedo... El día de los disfraces, se cortó con el cutter, ayer se cortó con un cuchillo enorme. Ahora comprendo porqué le regalaron la maquinilla de afeitar eléctrica. El caso es que al final nos acabamos riendo. Alex me contagia su risa y no recuerdo lo que pasaba, pero cuando se puso a reír, creí que me moría. Acabe llorando como una magdalena. Al final, casi también lloro de la emoción, ya que de postre, Valerie había preparado unas natillas deliciosas, con galleta por encima y todo. Como José se fue antes de tiempo, nos ventilamos la suya Marcos y yo, eso sí, mientras comíamos guardábamos silencio en recuerdo de José.

Al acostarme conseguí acabarme el libro que me estaba leyendo.

De pronto me encontraba atado y mi cuerpo se acercaba a la sierra giratoria. VROOOOAAAMMMM!!! El estruendo se hacía cada vez más fuerte y por mucho que tensaba mis músculos, no conseguía liberarme de mi trampa mortal. Serían mis últimos momentos? Los ojos se me desorbitaban, el vello se me erizaba, el corazón latía como un tambor: POMPOM POMPOM pom pom, POMPOMPOMPOOOOOMMMMM. De repente, alzo la mirada y veo, entre legañas, a Alex, que había aporreado la puerta: "Good morning, Tóbias (asi es como él pronuncia mi nombre)" "Einh?" "You told me to wake you up at 8" "Oh, thanks!" VROOOAAAMMM. Pues no estaban los cachondos de los obreros taladrando las paredes antes de las ocho de la mañana? Perros. Si los pillo les hago el agujero para los pendientes con la taladradora. Mientras regreso al mundo de los vivos con el ceño fruncido por el mal despertar, tengo una visión. En mi armario veo reflejados unos rayos solares. Seguía soñando? No, era realidad, este día se había levantado despejado. La verdad es que se valora el sol cuando no se tiene. Cambia totalmente el ánimo, se va por la calle sonriendo, aunque también ayuda que el suelo está mojado y el reflejo del sol te da directamente a los ojos... El caso es que he tenido que ir a la ciudad y cuando andaba por la calle me entraban ganas de cantar y gritar. Preparaos para cuando llegue a España... En cuanto el avión pase las nubes, me marco un zapateado en la clase turista.

Y esta noche vuelve a haber sauna. La intención es ir tarde y aguantar allí como leones, hasta las 3 o así, ya que el autobús sale a las de la madrugada. Vamos a salir de la sauna hechos unos palos secos.

Y ahora me voy que me acaba llamar Alex con la voz temblorosa por el hambre, así que no le voy a hacer esperar más.

Muchos besos,

Tobias

2 comments:

Beatriz V. said...

Hola Tobi. Que se comenta en Finlandia de la masacre en la escuela?. Besos. La mona.

Tobias said...

Hola Mona! Hoy he escrito un poco acerca de ello. La gente no lo comenta mucho, pero está en todas las portadas. Es un shock muy grande para un país en el que estas cosas no suelen pasar.
Leí que había pasado un tornado por Bogotá. Todo bien por ahí?
Besos!
T