7.10.07

7.10.1999

Menos mal que la próxima giliflautada la escribí el 13, 6 días de descanso del pasado.

Esta semana está siendo bastante tranquila, en parte gracias al tiempo fantástico que tenemos aquí. Menos mal que está la Intenné para bajarse fotos del sol, voy a olvidar qué era eso. Aquí sigue lloviendo y mi ropa no está preparada para tanta agua. Debería de echarme los polvitos del detergente encima y aprovecharé para lavar. En ese aspecto también está muy bien el apartamento: Hay una lavadora comunitaria por torre y una secadora y lo mejor es que son gratis. El problema es que hay que apuntarse con una semana de antelación porque si no, no hay manera de pillar un hueco y a mi me cuesta anticiparme tanto en los planes. Tendré que instalar un cajón de reserva de calzoncillos y cuando deba recurrir a él, sabré que ha llegado la hora de apuntarme.

El martes fue un día glorioso: Me llegó mi paquete que tanto estaba esperando. Por si alguien va afuera, que se informe bajo www.generalparcel.com y le saldrá un enlace en el que aparecerán los representantes de cada país. En España se llaman Redur y el servicio ecopack sale bastante bien. A ver si hacéis un fondo y me enviáis algo. Ayer calculamos que por unas 500 pelas me podéis mandar 2 kilos de ladrillos, si sois muchos. Un amigo de aquí dijo que lo haría, solo para ver mi cara...

El caso es que el paquete pesaba como un muerto y me alegró muchísimo. No tuve tiempo de abrirlo en el acto, pero cuando volví a casa pude sentirme como un chavalín en navidades. El martes cené entre otros Morcón y una botella de "Siglo", Rioja de crianza del 96, esa botella que va envuelta en tela de saco. Hay un montón de comestibles deliciosos y de cosas útiles para el hogar. Leticia y mi familia me cuidan muy bien. Especial ilusión me ha hecho la lamparita de noche (es que hasta el lunes no hemos descubierto la versión Soumi del "todo a 100"). Antes: 01:00 horas, cama, leyendo con música ambiental. Sueño. Mecagüen...!!! Levantarse a apagar la luz. Después: Mismas condiciones de contorno (ingeniero de mie...), adelante Gadgetobrazo. Se apaga la luz sin tener que salir de la manta. Calidad de vida + 5 puntos. Pero bueno, la verdad es que todo es útil, los libros para que no se me olvide el español correcto, mi super picadora!!! ya puedo hacer batidos, gazpachos refrescantes (?) y demás, la gloria!. También hay consejos de madre para lavar la ropa, recetas (alguna recompuesta tras haber sido despedazada por un mastín)...

Ayer me tiré todo el día en la Uni, parece que dentro de poco me voy a poder (o tener que) poner en serio con el proyecto. Por la noche quedamos para ver enemigo público. Quedamos a las 21:00 para verla, pero no empezamos hasta las 22:20 a verla, ya que ayer ejecutamos la aplicación Chocolate 2.0 by Amelia's Kitchen. Es una versión actualizada del Chocolate 1.0 (después de múltiples betas que no funcionaban) en la que se han arreglado numerosos bugs (errores) que contenía la primera versión comercial. Por ejemplo el bucle "grumos" ha pasado a ser "one megagrumo" con lo que en vez de tener sorpresas a la hora de la ejecución por vía oral, solo hay una precipitación densa y grande en la jarra de 6 pulgadas. La única sorpresa es visual y a posteriori, cuando ya no queda más remedio. El programa de instalación también ha cambiado y ha pasado de utilizar los recursos "hornillo eléctrico" a "hornillo de microondas" para calentar la leche (requisito para que se ejecute con éxito la aplicación, aunque aún no se sabe cual es la cantidad que hace falta), eso si, con vigilancia activa: Cuando la leche hierve y ya se ha salido de la jarra...ZAS! Interrupción que te meto, se apaga el microondas y se ejecuta la subrutina "friega la cocina con una balleta". Al final se le añade un poco de leche y más polvos, al centro y pa'dentro. Esperamos ansiosos la aparición de la nueva versión 3.0. Menos mal que Tobias Import puso a disposición del usuario el parche "Ensaimada from Spain" con el que al final se pudo disfrutar de todo un pequeño piscolabis previo a la película. Y a las 2 a la cama, después de probar un programa de llamadas a Internet Net2Phone (llamo a España por $0.16 /minuto, pero con calidad malilla. Por cierto, me he instalado el NetMeeting y dicen que con ello se puede hablar por la intenné, así que a ver si probamos...

Muchos y fuertes abrazos

Tobias

P.S.: Siento que hayais tenido que aguantar tanto lenguaje informático.


En la foto veis a mis compañeros los Katitektos. Los arbolitos que hay detrás de ellos ya no están, y en donde veis la señal de prohibido circular en esa dirección ahora hay un edificio de viviendas. El cruce se ha convertido en rotonda. Hervanta sigue creciendo...

3 comments:

Juan Pablo said...

Tus crónicas son auténticas narraciones antropológicas. Deberías enterrarlas y que un arqueólogo se forrase dentro de unos miles de años interpretando este lenguaje primitivo de esas épocas en que los humanos aún recurrían al ayuntamiento carnal para fecundar a sus hembras. Hablas de Expediente Equis y de pesetas y de netmitin. Que son genuinas antiguallas a estas alturas. Me encanta el tono de entomólogo observando un escarabajo cuando describes a los fineses como tipos sin pigmentos. Esas primeras impresiones son las buenas, porque con el tiempo te terminas acostumbrando. Decía Oscar Wilde, que era un genio, que hay que fiarse de las primeras impresiones porque son definitivas. Y yo creo que el maldito irlandés tenía razón. Echando la vista atrás casi nunca me han engañado las primeras impresiones. Despojada la gente de sus envoltorios sociales, la mayoría de los humanos siempre transmiten la misma sensación que rezumaban cuando los conociste por vez primera.

Tobias said...

Querido JP, creo que tienes razón cuando te refieres a las primeras impresiones acerca de personas, sobre todo si eres alguien especialmente sensible. En cambio, con respecto a cosas más abstractas o menos individuales creo que es fácil hacer un prejuicio y equivocarse. Entonces creía que Finlandia (lo que yo entendía por tal) era bastante kk y ahora pienso de otra manera. Igual es que no consideramos a las personas conceptos lo suficientemente complejos como para replantearnos nuestra primera impresión?
T

Juan Pablo said...

Me reafirmo en mi creencia de las primeras impresiones. En cuanto a los territorios: queda claro que son una mezcla de seres humanos. Supongo que al vivir en un lugar concreto siempre surge una especie de Síndrome de Estocolmo –en tu caso de Helsinki- que hace que te aclimates. La inteligencia, al fin y al cabo, es adaptación. Y los que no somos demasiado antisociales tendemos a disfrutar del sitio en el que estamos, aunque no sea la plaza de nuestros sueños. Creo que hay un refrán que dice que somos de donde pacemos y no de donde nacemos. Es cierto. Yo creo que el mismo choque lo puedes sufrir si te trasladas de ciudad. Viví en Palma de Mallorca hace años durante unos meses y me entristecía cuán apagadas son las zonas costeras en invierno. Se me hacía pequeña la ciudad porque me la cruzaba en dos patadas. Y me oprimía ese aire provinciano de echarle la culpa a Madrid de todas sus penurias. Gané algo de pasta, me adapté lo mejor posible y luego tuve que volver a la capital del reino. Una vez aquí apenas me acordaba de mis meses mallorquines. Supongo que somos animales de hábitos y, en cuanto nos apegamos a un lar, lo hacemos nuestra guarida. Sé que me ambientaría bien si me tocase vivir fuera pero echaría de menos a las marujas gritonas, las cabezas de las gambas en el suelo de los bares y sobre todo un “me cago en la hostia” de vez en cuando. Nada como la lengua española para blasfemar. Y lo peor es que cada año que pasa amo más esta tierra infame.